La planta de reciclaje de Cáceres ha recibido hasta septiembre 2017 casi 39.000 toneladas de RCD, un 27% mas que el año anterior.

El repunte de la construcción se nota en el aumento de los residuos en Cáceres.

La planta de reciclaje de RCD de Cáceres incrementa un 27% más de media mensual respecto del año 2016.

Aunque las cifras actuales de residuos, desechos y escombros no tienen nada que ver con las que se movían hace diez años, cuando se llegaba a las 400.000 toneladas, la nueva planta de reciclaje, abierta por la Diputación provincial en la carretera N-630, comienza a experimentar un progresivo y pausado incremento de la actividad. Se nota, pues, que en la capital cacereña y su entorno, el sector de la construcción empieza a levantar cabeza.

En las proximidades de Cáceres, en el kilómetro de 546 de la N-630, está la planta de reciclaje de residuos de construcción y demolición (RCD) que abrió en 2015 la Diputación provincial mediante concesión a una empresa privada. La planta de la capital cacereña, que forma parte del plan de gestión de residuos de la construcción de la administración provincial, se encarga del reciclaje de los desechos de obras y demoliciones de la zona sur.

Los desechos de las obras entran en la planta y se someten a un proceso de tratamiento y reciclaje. Según explica el responsable del centro, Carlos Baz, se pueden obtener arenas, gravas y zahorra de alta calidad o de menor calidad en función de las características de los residuos recibidos.

http://www.hoy.es/caceres/repunte-construccion-nota-20171016000444-ntvo.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.